fbpx

En caso de cuarentena de los empleados, el empleador sigue pagando el salario, que a su vez será reembolsado por el Estado… pero ¿qué pasa si eres un trabajador autónomo y no puedes trabajar desde tu casa?

La Ley de prevención y control de enfermedades infecciosas establece un reembolso por lucro cesante, que se calcula sobre la base de la declaración de impuestos del año civil anterior. Se trata del párrafo 56 de la Infektiongesetz, en el que se establece explícitamente la necesidad de una «indemnización proporcional a la pérdida económica sufrida» para todos aquellos que se ven obligados a trabajar debido al aislamiento médico forzoso y, por consiguiente, no pueden trabajar. La compensación se paga durante las primeras seis semanas, y a partir del comienzo de la séptima semana estará cubierta por el seguro de salud, pero, ¡cuidado!, sólo si se ha contratado la opción «Krankengeld».

El cálculo se basa en los ingresos netos, es decir, la cantidad obtenida tras la separación de los impuestos y las contribuciones a la pensión y a la seguridad social.

Se menciona claramente que el reembolso se paga sólo a los empleados, pero también a los autónomos (Selbständige). En el caso de los trabajadores por cuenta propia, se basa en un cálculo medio por ingresos mensuales aplicado a los ingresos anuales del año anterior (es decir, una doceava parte de los ingresos anuales totales).

Si tiene una pequeña empresa u oficina, también se especifica que, además de la indemnización, también recibirá un reembolso de los gastos de gestión que no pudo cubrir debido al cierre forzoso.

¡Atención! Sin embargo, es importante saber que esta ley no se aplica a las personas que pueden trabajar a domicilio y que debe ser una cuarentena oficial y, por tanto, documentada: si, por consiguiente, se tiene un temor fundado de ser infectado, no basta con quedarse en casa voluntariamente para obtener un reembolso, sino que hay que ir directamente al médico o, mejor aún, directamente al Gesundsheitsamt y hacer certificar el estado de aislamiento necesario.

Fuente: https://www.vgsd.de/ 14.03.2020